• Más de 2.000 kilos de productos navideños entregados a doce entidades sociales

    26/12/18

    compartir:FacebookTwitterCorreo

    Por quinto año consecutivo, la Fundación Alimerka llevó a cabo su tradicional campaña navideña mediante la cual se repartieron más de 2.000 kilos de alimentos a doce entidades sociales con sede en Asturias, Burgos y León. Langostinos, almejas, merluza, cordero… además de turrones, mazapanes y dulces variados fueron los productos más demandados por las organizaciones, que cada Navidad cuentan con esta ayuda por parte de la fundación para poder elaborar los menús tradicionales de estas fiestas. 

     
    "Donaciones como la recibida de la Fundación Alimerka hacen posible que estas fechas tan entrañables y nostálgicas sean también especiales para las personas que acuden al Albergue Covadonga. La ayuda recibida se ha destinado a las comidas y cenas de Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo, haciendo posible que el menú de estas personas no diste del menú navideño de cualquier hogar asturiano”, explica la Hermana Lourdes Carballo, directora del Albergue Covadonga de Gijón.
     
    Las entidades beneficiarias este año han sido, en Asturias: Asociación Albéniz, Fundación Cruz de los Ángeles, Fundación Siloé, Manos Extendidas, Cruz Roja, Asociación Española Contra el Cáncer de Asturias, Fundación Hogar de San José, Albergue Covadonga y APRAMP; Asociación Simone de Beauvoir y Fundación Cauce, en León; y Atalaya Intercultural, en Burgos.
     

    Plan de asistencia alimentaria
    Esta donación especial de Navidad complementa el Programa de Asistencia Alimentaria de la Fundación Alimerka desarrollado durante todo el año. Las entidades reciben vales y tarjetas de compra con el fin de que los beneficiarios puedan adquirir productos frescos que no suelen estar incluidos en las donaciones de alimentos habituales. Además, los excedentes generados en la red de Supermercados Alimerka se reparten entre más de 60 organizaciones sociales mediante el programa Alimentos Sin Desperdicio.
    Más de 2.000 kilos de productos navideños entregados a doce entidades sociales
  • "Nuestros vecinos invisibles" protagonizan los IX Premios Luis Noé Fernández

    20/12/18

    compartir:FacebookTwitterCorreo

    ¿Se imaginan su vida sin vista ni oído? Por unos instantes, la sala de cristal del Palacio de Exposiciones y Congresos Ciudad de Oviedo se quedó en completo silencio y oscuridad. Los más de 300 asistentes al acto de entrega de los IX Premios Luis Noé Fernández experimentaron, durante unos segundos, la sensación de no disponer de dos sentidos que, aparentemente, nos resultan imprescindibles. “¿Se sienten solos, aislados, incapacitados?”, les hizo reflexionar una voz en off.

    A lo largo de la entrega de los galardones, estas y otras muchas preguntas quedaron más que respondidas. La Asociación de Sordociegos de Castilla y León (ASOCYL), representada por su presidenta, Patricia Zorita; su hermano, José Luis Zorita (ambos sordociegos por el Síndrome de Usher), y sus mediadores Raquel Salgado, José Vicente Guerra y Juan Carlos Santiago, pusieron cara a una realidad para muchos aún desconocida: la sordoceguera, una doble discapacidad que afecta a miles de personas en nuestro país (pero de la que todavía no existe un censo oficial).

    Patricia Zorita explicó, a través de su mediadora, cómo es la vida de una persona sordociega. Tanto ella como su hermano nacieron sordos y, en la adolescencia, fueron perdiendo la vista poco a poco. “Podía haber escogido quedarme en casa llorando, pero decidí tratar de vivir como los demás”. Una entrevista reveladora en la que, además, Patricia explicó la labor de ASOCYL mientras en las pantallas se proyectaron imágenes de las actividades que se organizan en la asociación. Una de las que más llamó la atención fue el seguimiento de un partido de fútbol. “El mediador va guiando a la persona sordociega, a través del tacto, por un tablero que simula un campo de fútbol. Así puede saber en qué zona se encuentra el balón en cada momento”.
     
    Un año más, hubo tiempo para viajar al pasado y recordar dos proyectos premiados en años anteriores. En esta ocasión, las entidades recordadas fueron el Grupo de Probióticos y Prebióticos del Instituto de Productos Lácteos de Asturias (IPLA-CSIC), galardonado en la categoría de Nutrición en 2014,  y la ONGD Infancia sin fronteras, que recibió el premio de Lucha contra el hambre en 2015. Sus responsables, Miguel Gueimonde y Esteban Lastra, compartieron una animada entrevista en la que repasaron la evolución de los proyectos a lo largo de este tiempo y se emocionaron recordando el momento en que recibieron este reconocimiento.
     
    El momento central del acto lo protagonizaron, como podía ser de otro modo, los premiados de esta IX edición. El Grupo de Investigación de Epidemiología Molecular y Ambiental del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Oviedo, con la catedrática Adonina Tardón al frente, subió al escenario para recibir su galardón, en la categoría de Nutrición, y pronunciar un discurso marcado por el compromiso con el desarrollo sostenible y su relación con la salud.
     
    La entidad galardonada en la categoría de Lucha contra el hambre, la Fundació Guné, estuvo representada por su directora, Mònica Solé, y su responsable de Fundraising, Amanda Lozano. Ambas subieron a recoger el premio y reivindicaron el papel de la mujer y la importancia de su autonomía y empoderamiento para el desarrollo de la zona de Senegal en la que se ubica el proyecto reconocido, y para todo el continente africano. Como cada año, varios usuarios de la Asociación Down Principado de Asturias participaron en los Premios como auxiliares de sala entregando el diploma y la obra de arte a los galardonados.
     
    El objetivo de la Fundación Alimerka en este noveno acto de entrega de los Premios Luis Noé Fernández era dar voz a “nuestros vecinos invisibles”, poner luz sobre realidades que, en ocasiones, pasan desapercibidas para la mayoría de nosotros. Además de la historia de Patricia y José Luis, de ASOCYL, también se compartieron los testimonios de Rafel , usuario de AFESA Asturias, enfermo mental desde hace varios años; Tatiana, trabajadora de Alimerka con discapacidad intelectual ligera o inteligencia límite y usuaria de Down León – Amidown, y Juan Rico, padre de Guille, un joven que falleció de cáncer a los 18 años de edad. Este último fue el encargado de pronunciar unas cariñosas palabras, ante un público muy emocionado, con las que se cerró el acto. En su intervención, Rico hizo alusión a una tradición oriental que consiste en reparar los objetos rotos (una vasija, por ejemplo) rellenando sus grietas con oro y plata. Así, en lugar de tratar de ocultar los defectos y grietas, estos se acentúan y celebran, “convirtiéndolos en prueba de la imperfección y la fragilidad, pero también de la resiliencia: la capacidad de recuperarse y hacerse más fuertes.”
     
    "Nuestros vecinos invisibles" protagonizan los IX Premios Luis Noé Fernández
  • Fundación Alimerka recibe el Premio OCARE a la mejor campaña de comunicación de la RSC por "Dona tu vale"

    08/11/18

    compartir:FacebookTwitterCorreo

    La Fundación Alimerka ha sido galardonada con el Premio OCARE a la mejor campaña de comunicación de la RSC dirigida a la sociedad civil por “Dona tu vale”, la iniciativa que pone cara a los destinatarios de los proyectos apoyados por la fundación gracias a las aportaciones de los clientes de los Supermercados Alimerka que donan sus vales de descuento mensuales.

    Los Premios OCARE, convocados por el Observatorio de la Comunicación y la Acción de Responsabilidad Empresarial (OCARE), reconocen la comunicación inteligente, creativa y poderosa en el mundo de los negocios. Diez organizaciones más fueron galardonadas en esta tercera edición para las demás categorías premiadas. Henkel Ibérica, Correos, Bankinter y Fundación ONCE son algunas de ellas.
     
    La campaña “Dona tu vale” se puso en marcha en 2015 y por el momento han participado en ella ocho entidades sociales de Asturias y León: Una ciudad para todos (Gijón), Alzheimer León, Asociación Española Contra el Cáncer de Asturias, Asociación de Enfermos Neuromusculares del Principado de Asturias (ASEMPA), ASPACE León, Down Principado de Asturias, Asociación Galbán de niños con cáncer y la Asociación Asturiana de Esclerosis Múltiple. Los fotógrafos Noé Baranda, Pelayo Lacazette y Marta Areces han sido los autores de las imágenes de los carteles. Además, la campaña se completa con la grabación y edición de un vídeo por entidad, en el que los protagonistas relatan sus historias personales de superación y los responsables de la organización agradecen a los clientes su aportación solidaria. 
     
    Actualmente, una media de 9.500 clientes de Alimerka donan sus vales de descuento cada mes. En lo que va de año ya han sido recaudados más de 70.000 euros, que servirán para apoyar proyectos de salud y acción social. 
     
    Uno de los principales objetivos de la Fundación Alimerka, recogido en su visión, es apoyar y visibilizar a los miembros de colectivos en situación de vulnerabilidad y con baja representación social: “nuestros vecinos invisibles”. Esta campaña aúna ambos fines, ya que logra poner cara a los destinatarios de las ayudas concedidas, siempre con una mirada de optimismo y esperanza. Y además, permite a los clientes de Alimerka ser partícipes de este apoyo con un sencillo gesto solidario.
    Fundación Alimerka recibe el Premio OCARE a la mejor campaña de comunicación de la RSC por "Dona tu vale"
  • La Alianza Contra el Hambre y la Malnutrición reflexiona en León acerca de la pandemia del S.XXI

    08/11/18

    compartir:FacebookTwitterCorreo

    León acogió el V Encuentro de la Alianza Contra el Hambre y la Malnutrición bajo el título "Malnutrición: carencias, excesos y desequilibrios", en el que participaron representantes de Acción contra el hambre, ACNUR, FAO, Prosalus y la Universidad de Santiago de Compostela con el objetivo de reflexionar acerca de uno de los principales problemas alimentarios de nuestro tiempo: la manutrición (por exceso y por defecto).

    La Fundación Alimerka tuvo una participación destacada en este quinto encuentro, tanto en la organización del mismo como en su desarrollo. En director de la Fundación, Antonio Blanco, intervino en la presentación de la guía de recomendaciones para la acción "La ayuda alimentaria a debate", fruto de las conclusiones vertidas en el IV Encuentro de la ACHM-E celebrado en 2017. Además, la responsable de comunicación de la Fundación, Marta López, fue la encargada de conducir el evento. 

    La necesidad de llevar a cabo acciones por parte de las Administraciones Públicas que garanticen el derecho humano a la alimentación fue una de las reivindicaciones más repetidas a lo largo del encuentro, en el que también se pusieron sobre la mesa los datos de malnutrición en el mundo y en España. Actualmente, más de 600.000 personas en nuestro país se encuentra en situación de inseguridad alimentaria. Control de precios, regulación de la publicidad de productos ultraprocesados, etiquetado claro y directo así como medidas de educación nutricional desde la infancia fueron algunas de las peticiones que quedaron formuladas en este V Encuentro de la ACHM-E. 

    Más información aquí.

    La Alianza Contra el Hambre y la Malnutrición reflexiona en León acerca de la pandemia del S.XXI
  • Reabre sus puertas para el invierno el Centro de día Concepción Arenal

    05/11/18

    compartir:FacebookTwitterCorreo

    Hoy lunes, 5 de noviembre, el Centro de Día Concepción Arenal, que gestionamos conjuntamente con la Sociedad San Vicente de Paúl de León, vuelve a abrir sus puertas para dar cobijo a las personas sin techo de León durante los meses más fríos del año. Como cada temporada, el centro ha realizado algunas reformas y mejoras con el fin de resultar más confortable y ofrecer más servicios a los usuarios. Mesas y sillas nuevas, baños renovados y una gran estantería con numerosos libros completan el mobiliario actual.

    Más de cincuenta voluntarios, además del personal técnico, hacen posible el funcionamiento de este centro de día, en el que además de ofrecer café caliente y algo de bollería, prensa, libros, televisión y juegos de mesa, también se ofertan diferentes talleres y actividades, como charlas sobre tabaquismo y hábitos de vida saludables o el curso de estimulación mental para adultos, que cuenta con un gran éxito de participación y que se lleva a cabo gracias a la colaboración de Abacus Innova. Estas iniciativas se enmarcan dentro del denominado Servicio de Emergencia Social, que la Sociedad San Vicente de Paúl de León desarrolla desde 2013 y que incluye el uso de lavandería, ducha, carga de móviles, conexión a internet, ayudas de alimentación, así como asesoramiento para la tramitación de gestiones administrativas: empadronamiento, prestaciones, etc.
     
    Con el fin de obtener conclusiones que permitan optimizar los servicios prestados, los profesionales que gestionan este recurso elaboraron una encuesta de satisfacción. Los datos extraídos revelan que la mayoría de los usuarios valoran muy positivamente tanto las instalaciones del centro como el trato recibido por parte de las personas que trabajan en él. 
     
    A nivel estadístico, el estudio constató que la mayoría de las personas que hacen uso del centro de día son hombres de unos 45 años de media. En cuanto al origen geográfico, la mitad de los encuestados indicaron ser de León mientras que la otra mitad procedente de otras zonas del país. 
     
    Desde el centro destacan que más de la mitad de los encuestados cuenta con algún tipo de ingreso mensual (pensión no contributiva, ayudas de urgencia social, renta básica de ciudadanía…) y aún así se encuentran en una situación de pobreza energética que les obliga a hacer uso del centro de día. A partir de este curso, los profesionales y voluntarios del centro incluirán la sistematización de los datos de los usuarios como una de sus rutinas, con el fin de llevar un control más exhaustivo y operativo que facilite el trabajo. 
     
    Durante el curso pasado se registraron un total de 6.991 estancias de 350 personas diferentes. El objetivo último del Centro de día Concepción Arenal es, además de ofrecer un lugar acogedor donde pasar el frío invierno leonés, promover el desarrollo humano y mejorar la calidad de vida de estas personas. 
    Reabre sus puertas para el invierno el Centro de día Concepción Arenal